Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La fusión de estrellas derivó en una especie de cataclismo cósmico que provocó la eyección de partículas de oro, platino y uranio. (Foto: European Southern Observatory)

Recientemente, un grupo de científicos observó, gracias a las ondas gravitacionales, la fusión de dos estrellas de neutrones situadas en una galaxia a 130 millones de años luz.

El hallazgo, realizado por astrofísicos de la Universidad de Warwick (Inglaterra) y del Observatorio Europeo Austral (ESO), marca una nueva era en la astronomía, pero también permitió hacer otra serie de descubrimientos científicos.

Uno de ellos, y quizá de los más importantes, es el misterioso origen cósmico del oro, algo de lo que ya se conocía de forma teórica desde 2013, pero que no se había podido comprobar hasta este momento.

De acuerdo con el portal Quo, la fusión de estrellas derivó en una especie de cataclismo cósmico que provocó la eyección de partículas de oro, platino y uranio.

Cálculos realizados por el grupo de científicos, revelan que la masa de oro producida por este evento astronómico, era el equivalente a diez veces la masa de nuestro planeta.

“Esto nos dice que los elementos pesados, como el oro o el platino utilizados en joyería, son las cenizas forjadas a mil millones de grados, en una estrella de neutrones que se fusiona”, explicó Joe Lyman, del Observatorio Europeo Austral (ESO), quien fue el primero el alertar a la comunidad científica que tenía la imagen de algo increíble, según revela el diario ABC.

Por su parte, Samantha Oates, de la Universidad de Warwick y quien también participó en el hallazgo, indicó que “este descubrimiento ha respondido a tres preguntas que han desconcertado a los astrónomos durante décadas: ¿Qué sucede cuando se fusionan las estrellas de neutrones? ¿Qué causa los estallidos de rayos gamma de corta duración? ¿Dónde se forman los elementos pesados como el oro? En el plazo de una semana, los tres misterios fueron resueltos”.


💬Ver 0 comentarios