El nuevo atlas de reptiles cubre más de 10,000 especies de serpientes, lagartos y tortugas. (AP) (horizontal-x3)
El nuevo atlas de reptiles cubre más de 10,000 especies de serpientes, lagartos y tortugas. (AP)

Un grupo conformado por 39 científicos de las universidades de Oxford y de Tel Aviv, lograron completar el “atlas de la vida” al trazar el mapa de todos los vertebrados que habitan la Tierra.

El estudio, publicado este lunes por la revista Nature Ecology & Evolution, señala que, a fin de proteger la vida silvestre, es importante saber dónde viven las especies.

Para ello elaboraron un catálogo y un atlas de los reptiles del mundo, y lo vincularon a otros mapas ya existentes de aves, mamíferos y anfibios, según revela Efe.

Aunque los hábitats de casi todos los mamíferos, aves y anfibios estaban completados, era difícil hacerlo con los vertebrados puesto que no se conocían bien todas las especies de reptiles, algo que se logró con la reciente investigación.

En el trabajo participaron alrededor de 30 instituciones, y el nuevo atlas de reptiles cubre más de 10,000 especies de serpientes, lagartos y tortugas.

De acuerdo con la revista británica, estos datos han ayudado a completar el mapa mundial de 31,000 especies, incluidos 5,000 mamíferos, 10,000 aves y 6,000 ranas y salamandras.

Richard Grenyer, profesor del departamento de Biodiversidad y Bio-geografía de la Universidad de Oxford, y quien participó en el estudio, indicó que gracias a herramientas como el nuevo atlas, “los científicos pueden por primera vez ver la Tierra terrestre en su totalidad, y hacer decisiones informadas sobre cómo utilizar los fondos para la conservación”.

De acuerdo con Grenyer, los desiertos y las zonas secas son centros de actividades modernas, como grandes proyectos de irrigación o el desarrollo de nuevos centros de energía solar, una situación que hace muy difícil que los conservacionistas puedan trabajar.

El análisis ha ayudado a identificar la fragilidad de la biodiversidad en algunas regiones, como la península arábiga, zonas áridas del sur africano, las estepas asiáticas, los desiertos del centro de Australia, los matorrales brasileños y las zonas altas de los Andes, indican los expertos.

La revista agregó que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), clasifica actualmente las especies que aparecen en este mapa con un ranking que va desde “en peligro crítico” a la de “menos preocupación”.

Una vez que este trabajo quede completado, la información estará disponible para que la gente tenga acceso a ella y la utilice.


💬Ver 0 comentarios