Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Este tipo de motores es capaz de impulsar naves espaciales a velocidades mucho mayores que la propulsión convencional química. (NASA)

Investigadores de la Universidad de Michigan, en cooperación con la NASA y la Fuerza Aérea de EE.UU., llevaron a cabo las pruebas del nuevo propulsor de iones X3, desarrollado para la futura misión a Marte de la agencia espacial.

Durante las pruebas, realizadas en el Glenn Research Center de la NASA, el X3 rompió varios récords, alcanzando la máxima potencia, tracción y corriente operacional entre los propulsores a efecto Hall hasta el momento.

Alec Gallimore, jefe del proyecto, reveló que lograron desarrollar una potencia de más de 100 Kw, con una corriente eléctrica de hasta 260 amperios, y se generaron 5,4 Newtons de empuje, el mayor impulso alcanzado por un propulsor de plasma hasta la fecha.

Según informó el portal Space.com, se trata de un indicio de que esta tecnología podría llevar seres humanos a Marte en los próximos 20 años.

El X3 es un sistema que propulsa las naves espaciales, acelerando una corriente de átomos cargados eléctricamente, conocidos como iones.

De acuerdo con la NASA, este tipo de motores es capaz de impulsar naves espaciales a velocidades mucho mayores que la propulsión convencional química.

Gallimore consideró que una nave con este tipo de propulsores puede alcanzar una velocidad de hasta 25 millas por segundo, frente a las 3 millas por segundo que puede lograr una nave con un propulsor químico.

De igual manera, se cree que una nave espacial impulsada por un propulsor Hall, llevaría carga y astronautas a Marte empleando mucho menos combustible que un motor químico.


💬Ver 0 comentarios