Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
Hayward se dirigió a los fanáticos desde la pantalla grande del TD Garden en Boston. (AP)

Boston — El alero de los Celtics Gordon Hayward mandó un mensaje de video desde su lecho de hospital previo al primer partido de su equipo como local, indicándole a los fanáticos de Boston que “me duele no poder estar ahí”. 

La afición en la arena TD Garden para el partido de los Celtics ante los Bucks de Milwaukee el miércoles vitoreó cuando Hayward apareció en la pantalla de video, vistiendo una bata de hospital y sentado en la cama. Dijo que estaba pendiente del partido por la televisión. 

“Voy a estar bien”, señaló. 

Hayward se lesionó en el sexto minuto de su primer partido con los Celtics, desplomándose el martes en Cleveland con una espeluznante lesión del tobillo izquierdo. 

El entrenador Brad Stevens había dicho poco antes que Hayward podrá recuperarse plenamente, pero que aún no pueden establecer plazos para un regreso a las canchas. 

Heyward deberá someterse a una cirugía pronto, pero aún no se ha fijado una fecha. Stevens tampoco tenía la certeza que el alero podrá volver a jugar esta temporada. 

Después de cumplir sus primeros siete años en la liga con el Jazz de Utah, Hayward firmó un contrato de cuatro años y 128 millones de dólares durante el verano para reunirse con Stevens — su entrenador en la universidad — en Boston. 


💬Ver 0 comentarios