Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Jackie Chan ofrece una increíble interpretación en esta apuesta. (AP) (horizontal-x3)
Jackie Chan ofrece una increíble interpretación en esta apuesta. (AP)

Resulta una grata sorpresa que el regreso de Jackie Chan a las películas de acción también resulte en uno de los mejores dramas de suspenso de este año.

 De primera instancia, ”The Foreigner” aparenta ser una variación superflua de “Taken”. Un thriller donde el protagonista aparenta ser un padre común y corriente pero resulta ser una estrella de acción cuando su hija entra en apuros. En el caso de esta producción de Lionsgate que comienza a exhibirse hoy en Puerto Rico, el conflicto para el personaje interpretado por Jackie Chan aterriza de una forma más trágica. Años después de haber perdido a sus dos hijas mayores cuando huyó de Cambodia a Inglaterra, su hija menor muere en un ataque terrorista una nueva división del IRA (Ejército Republicano Irlandés).

Lo que sigue después de esta tragedia podría haber sido una historia genérica de venganza. La clave para que esto no suceda es la dirección ágil y acertada de Martin Cambell (“Goldeneye”, “Casino Royale”) y un guion que no desperdicia ni un solo momento para explorar las motivaciones de los personajes que cargan con los momentos más explosivos y sorprendentes de la trama. 

El dolor inconsolable de Quan Ngoc lo lleva a tocar las puertas de Liam Hennessy (Pierce Brosnan), un político irlandés con un pasado turbio que tiene que lidiar con las implicaciones de un acto terrorista de una facción del IRA que no puede identificar. El primer error de Hennessy es descartar a Quan como padre angustiado insignificante. Su segundo error es mentir sobre lo que sabe de las personas que organizaron el ataque terrorista. Esto causa que Quan se apoye de su entrenamiento especial como soldado para presionar al político corrupto irlandés a que revele la identidad de los que mataron a su hija.

Aunque la trama ha sido estructurada de forma bastante simple, el guion se beneficia al usar a Liam y a Quan como dos muñecas rusas que paulatinamente van revelando los secretos que llevan dentro.  Mientras que Brosnan tiene que lidiar con una intriga familiar y política que lo mantiene lejos de la acción, Chan tiene la oportunidad de utilizar su facilidad para la acción junto con un gravitas dramático que no había tenido la oportunidad de proyectar en ninguna de sus otras ofertas. 

Además del trabajo sólido de los protagonistas, “The Foreigner” evita ser una de esas películas que funciona en piloto automático hacia un final  predecible por el trabajo del director. Tiene un estilo mesurado pero incisivo para trabajar los momentos de acción y además  logra adentrarse con facilidad en las escenas que exponen a los personajes como mucho más que arquetipos unidimensionales.


💬Ver 0 comentarios