Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El proyecto Check In de Mariela Pabón consiste en dibujos sencillos, en blanco y negro, donde plasma sus observaciones del día a día con gran honestidad, humor y, por supuesto, desenfado. (vertical-x1)
El proyecto Check In de Mariela Pabón consiste en dibujos sencillos, en blanco y negro, donde plasma sus observaciones del día a día con gran honestidad, humor y, por supuesto, desenfado. (GFR Media)

Si prestas atención suficiente, hay una destreza de supervivencia que la vida te enseña y según la jerga popular esta se conoce como “sacarle  punta” a todo.

Mariela Pabón ha demostrado conocer bastante acerca de este tema a través de  las ilustraciones de su proyecto Check In, que consiste en dibujos sencillos, en blanco y negro, donde plasma sus observaciones del día a día con gran honestidad, humor y desenfado.

Fue una labor que comenzó como un entretenimiento íntimo mientras  trabajaba en el vestíbulo de un hotel del Viejo San Juan. Allí veía demasiados personajes y situaciones difíciles de ignorar. Así es que un día agarró un ‘flyer’ viejo y, al dorso, dibujó una de esas escenas.  Aquello fue en 2014 y, desde entonces, no ha podido parar de dibujar.  

Su página de Instagram (@checkinmela) se convirtió en la galería donde comenzó a presentar las imágenes. Al principio, solamente la seguían sus conocidos, pero en menos de un mes contaba con 1,000 seguidores. Check In aglomera hoy  sobre 8,000 ‘fans’ de Puerto Rico y América Latina.

Pabón no estudió dibujo sino escritura creativa. Además es una aficionada de la improvisación teatral y entiende que esta disciplina es la  base del trabajo que realiza actualmente.

“La improvisación habla mucho de decir que sí. De coger lo que tienes al frente o lo que está pasando y, en vez de inventar, usar la cotidianidad y las cosas que pasan todos los días para sacarles punta”, explicó.

Además de las situaciones que encontraba en el vestíbulo del hotel, la artista también empezó a hablar en sus dibujos sobre situaciones personales, de sus amistades y de otros entornos. El tema de las relaciones de pareja y las observaciones sobre el país también son recurrentes en el trabajo que realiza.

“He tenido temporadas que digo: se acabó... esto llegó a su límite. Pero siempre pasa algo y es eso, aprender a sacarle punta a cualquier cosa”, detalló.

Un elemento fundamental para que las viñetas funcionen es la honestidad de la autora, quien no teme mostrarse tal cual es. El tiempo le ha demostrado que muchos piensan como ella o han tenido experiencias similares a las suyas. Esa certeza aumenta su arrojo.

“En vez de quejarme por estar en trabajos o situaciones que no me gustan o que son incómodas, encontré que el sentido del humor o hablar con honestidad del asunto era como un ‘cómic relief’. Algo que me gusta, que es como resistencia. Ya no me quejo tanto”.

Giro inesperado

Dos días antes del azote del huracán María, la artista abordó un avión hacia  Bogotá, Colombia, para participar del festival “Entreviñetas”, que comenzó el   20  de septiembre y finalizó el 24 del mismo mes en dicha ciudad, para continuar del 12 al 15 de octubre en Medellín. Aunque se suponía que el viaje terminaría el 1 de octubre, el vuelo de Pabón fue cancelado y todavía se encuentra en el extranjero, donde su corazón y su mente no se apartan de Puerto Rico.

“Tuve y todavía estoy construyendo la realidad del país donde crecí, a base de fragmentos... es bien difícil. Ha sido un sube y baja de emociones que nunca había sentido”, contó la ilustradora.

Desde Colombia, Pabón ha procurado ser útil para el país hablando de lo que aquí se vive en cada foto que encuentra y organizado junto a sus colegas artistas varias actividades de ayuda para la isla.

Gracias a sus gestiones, en un esfuerzo organizado  por el festival “Entreviñetas”, ilustradores de América Latina y Europa incluso donaron su arte para producir  postales sobre el tema de Puerto Rico que se venderán en  librerías de Bogotá y Medellín para apoyar los esfuerzos de recuperación aquí. Entre estos artistas se encuentran: Joe Sacco (Estados Unidos), Powerpaola (Colombia), Maria Luque (Argentina), Martin Zutis  (Letonia) y Rodrigo La Hoz (Perú).

“El apoyo acá ha sido increíble”, detalló Pabón, quien además realizó un mural en vivo junto al argentino Martín Lietti en el taller de  Deúniti, un colectivo de muralistas.

Aunque le conmueve el respaldo de tantas personas a la causa puertorriqueña, la artista está deseosa de regresar para abrazar a los suyos y continuar narrando la cotidianidad boricua a la luz de un nuevo panorama.


💬Ver 0 comentarios