Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El sector del cannabis medicinal persiste ante la adversidad (semisquare-x3)
Centros de cultivo como el de NextGen, en Toa Alta, continúan operando. (Archivo / GFR Media)

La industria del cannabis medicinal de Puerto Rico sufrió, al igual que el resto del país, el impacto del huracán María, pero estas jóvenes empresas están enfrentando con relativo éxito el enorme reto que persiste.

De acuerdo al director ejecutivo de la Junta Reglamentadora del Cannabis Medicinal, Antonio Quilichini Arbona, de los 29 dispensarios existentes, 19 estaban abiertos al público al cierre de la pasada semana y otros dos hacían arreglos para entrar en funciones durante esta semana.

Al igual que las restantes empresas del país, la operación en muchos de estos establecimientos, al igual que la de los cultivos, está limitada a horarios especiales por la disponibilidad de las plantas generadoras y de su combustible, aclaró.

En cuanto a los cultivos, según Quilichini, de los 11 centros existentes hay siete que están operando. Otros dos, indicó, sufrieron daños mayores y están en proceso de recuperación. Un tercero estaba ya fuera de operación antes del huracán debido a que se le estaban realizando mejoras.

Rápida acción

Conscientes de la situación extraordinaria que atraviesa Puerto Rico, la Junta Reglamentadora adoptó varias medidas para auxiliar al sector. La más importante de ellas fue levantar, temporeramente, la disposición que obliga a los pacientes del cannabis medicinal a adquirir sus medicamentos en un solo dispensario. Esto ha permitido que los pacientes se muevan hacia aquellos dispensarios que les resulten más accesibles y que están operando.

Otra dispensa aprobada por la Junta fue eliminar, también con carácter temporero, la entrega de los informes que los distintos componentes de la industria están obligados a remitir con determinada periodicidad.

Estas excepciones que aprobó el organismo estarán vigentes hasta 15 días después que se levante el estado de emergencia decretado por el gobernador Ricardo Rosselló, o hasta que la propia Junta lo determine.

El organismo regulador además eliminó, esta vez con carácter permanente, el requisito de acompañar la solicitud de certificación para pacientes con una declaración jurada.

Se mantienen activos

Nextgen Pharma y b.well Healing Center son dos de los establecimientos que están operando con relativa normalidad. “Nosotros contamos con las facilidades de Ocean Park y Toa Baja y ambas están operando”, explicó Carmen Serrano, socia administradora de la empresa propietaria de ambos. “La actividad no se detiene, pues hay que mantener la materia prima viva”, agregó.

El dispensario b.well Healing Center está operando desde el 26 de septiembre. La instalación de Nextgen Pharma en Toa Baja, donde está el cultivo, abrió un día antes.

Earth Gift es otro de los dispensarios que está operando con relativa regularidad desde su local en Carolina.

“Estamos trabajando con calor, pero trabajando”, dijo el gerente de la tienda, Enrique Domínguez, “Desde el día 29 de septiembre comenzamos a operar”, señaló.

En términos del desempeño de los suplidores, indicó que “las compañías suplidoras, casi todos los cultivos y los manufactureros, han barajado muy bien la situación” y aseguró que al momento no hay escasez del producto.

Persiste la fragilidad

El presidente de Puerto Rico Legal Marijuana, Goodwin Aldarondo, confirmó que la industria está realizando esfuerzos para mantener su actividad, aunque indicó que solo ocho o nueve dispensarios están operando realmente en horario regular.

Advirtió que una prolongación de la falta de energía eléctrica pone en riesgo el desarrollo de la industria, debido a que se está ya tornando prohibitivo el costo de operar, particularmente los cultivos, con plantas generadoras.

“En los cultivos el costo energético es bastante alto, con el diésel se duplica ese costo y son pocos los que pueden mantenerlo por largo tiempo, por lo que puede haber una escasez en los próximos meses”, expresó.


💬Ver 0 comentarios