Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Según el secretario del Trabajo, los patronos deben “ser sensibles ante las circunstancias particulares de cada empleado y a utilizar el sentido común (horizontal-x3)
Según el secretario del Trabajo, los patronos deben “ser sensibles ante las circunstancias particulares de cada empleado y a utilizar el sentido común". (Archivo / GFR Media)

La ausencia de energía eléctrica y la devastación causada por el huracán María, ha provocado que un sinnúmero de comercios, empresas e industrias no hayan podido abrir sus puertas y los trabajadores hayan quedado en una especie de limbo o en la lista de desempleo.

Pero, ¿cuál es realmente el compromiso que debe tener un patrono con su empleado?

El secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Saavedra Gutiérrez, informó hoy que emitió una opinión sobre el pago de salarios durante los días no trabajados como consecuencia del paso de los huracanes Irma y María.

Tras hacer un llamado a ser sensibles, el funcionario concluyó que “los patronos no tienen que pagarles a los empleados exentos las semanas de trabajo en las que no realicen ninguna tarea”.

No obstante, "si el negocio estuvo abierto y las horas no trabajadas se deben a razones personales del empleado, por ejemplo, el mal tiempo, carreteras intransitables, problemas de acceso a combustible o transportación, se pueden sustraer esos días íntegros de su sueldo fijo o podría acreditar los días al tiempo de licencia acumulado", expuso Saavedra Gutiérrez en expresiones escritas.

“En el marco de la emergencia que vive Puerto Rico, los patronos pueden cargar las horas o días no trabajados a alguna licencia que tenga el empleado en aras de no reducir su salario. No obstante, en el caso particular de los empleados exentos, el patrono no puede reducir su salario si estos realizaron alguna tarea durante las semanas en las que este cerró por motivo de los eventos atmosféricos, independientemente de si los empleados tienen balance de alguna licencia”, añadió el funcionario.

Los empleados exentos son aquellos clasificados como ejecutivos, administradores y profesionales bajo la reglamentación aplicable. Mientras, los empleados no exentos son aquellos que, entre otras cosas, son compensados por hora trabajada, tienen derecho al pago de horas extras y, en general, están protegidos por la legislación protectora del trabajo.

Según Saavedra Gutiérrez, los patronos deben “ser sensibles ante las circunstancias particulares de cada empleado y a utilizar el sentido común, pues la clase trabajadora está deseosa de contribuir al desarrollo de Puerto Rico. Los patronos siempre pueden otorgar beneficios laborales superiores a los establecidos por ley. Tanto los empleados exentos como los no exentos, pueden haber adquirido el derecho a ser remunerados por las horas no trabajadas por motivo de un huracán. Si sus circunstancias se lo permiten, paguen los salarios de sus empleados de forma íntegra y sin cargo a licencias”. 

Los huracanes Irma y María afectaron a la isla el pasado mes, en tan solo dos semanas de diferencias. El segundo ciclón dejó el 100% de la isla a oscuras y gran devastación.

Según ha trascendido, muchos patronos de grandes tiendas por departamento o centros comerciales han optado por transferir a sus empleados a las tiendas que están en operación para que continúen laborando. Otros han cerrado hasta nuevo aviso. 


💬Ver 0 comentarios