Los consumidores compran más a un menor precio (horizontal-x3)
Mientras los supermercados vieron reducirse en un 6.2% el gasto en sus establecimientos, las tiendas de descuento como Walmart, Kmart y Capri, vieron aumentaron el suyo en 2.9%. (Archivo/GFR Media)

En una economía atribulada como la que experimenta Puerto Rico en estos momentos, se podría pensar que el rigor de la fórmula a seguir sería el de ahorrar más y gastar menos. Sin embargo, un estudio reciente de la compañía de investigación de mercado Nielsen reveló que los puertorriqueños en realidad no han dejado de comprar y que las ventas de productos de consumo se mantienen en una relativa estabilidad.

Ahora bien, donde sí se evidenció un patrón de cambios en el comportamiento fue en el tipo de canal de ventas que está eligiendo el consumidor para hacer sus compras y en el precio de los productos, al comparar los datos de lo que va de este año con el 2016, así lo reveló a El Nuevo Día, Tatiana Irizarry, directora de Negocios de Nielsen para Puerto Rico.

“Año contra año esa canasta en dólares está estable, no crece, pero sí está aumentando en cantidad de unidades. Sin embargo, vemos que en precio se está reduciendo por eso vemos que el valor se mantiene estable”, explicó Irizarry.

La portavoz sostuvo que la caída en por ciento del precio de la canasta de productos llega a hacer de 2.2%, cuando se compara lo que va de este año hasta julio con el mismo periodo del 2016. Atribuyó esta reducción a que los consumidores no tan solo están optando por comparar productos más económicos, sino por la ardua competencia de precio que hay en el punto de venta. “Estamos en un mercado donde el consumidor en estos momentos está bien pendiente a los precios porque está cuidando su bolsillo”, dijo.

Aunque esta realidad a simple vista se pudiera ver como beneficiosa para los consumidores, porque consiguen los productos a mejores precios, no es necesariamente así, explicó Irizarry. Y reveló que en muchas instancias, las manufactureras han optado por hacer empaques más pequeños con tal de no perder en la batalla de precios que habita en las góndolas.

Al mismo tiempo reveló que se está viendo una marcada reducción de un 10% en ventas en los canales tradicionales que incluye a los colmados, gasolineras, supermercados independientes, restaurantes y cafeterías). Indicó que tres cuartas partes (75%) de la caída en ventas está relacionada a una reducción en la adquisición de productos de compra frecuente como son los refrescos, jugos, el chocolate, las galletas, el pan, los productos de azúcar confeccionada y la comida para perros, entre otros.

A pesar de reconocer que puede haber un tema de salud relacionado a la merma en consumo de este tipo de productos por parte de las personas, Irizarry señaló que muchos de estos comercios expresaron que el tema de los cambios a la Ley de Cierre ha afectado la cantidad de tráfico que reciben en sus tiendas. “Antes eran ellos los únicos que estaban abiertos en momentos donde las tiendas grandes estaban cerradas, sobre todo los domingos”, añadió.

Esta situación dijo ha llevado a los dueños de este tipo de negocio pequeño a comprar lo que saben se les va a vender más rápido y según la disponibilidad del dinero líquido que tienen en ese momento. Lo que lleva a juicio de la experta a crear también un tema de falta de inventario porque compran justo lo que necesitan y por consiguiente a vender menos en categorías que son importantes.

Esta realidad también se ve reflejada en lo que es el gasto promedio por compra, donde los clubes de precio están ganando terreno frente a los supermercados año contra año. Mientras los supermercados vieron reducirse en un 6.2% el gasto en sus establecimientos, las tiendas de descuento como Walmart, Kmart y Capri, vieron aumentaron el suyo en 2.9%. Al igual que estos últimos, el gasto promedio en los clubes de compra al por mayor como Cotsco y Sam’s, así como en las farmacias también vieron crecimiento para este año comparado con el 2016.

Atada a las tendencias de ventas, la pauta en medios también ha sufrido, de acuerdo con las tendencias, ya que por ejemplo la categoría de supermercados que ha visto reducirse sus ventas, ha mermado su inversión en inversión publicitaria en un 4% en lo que va de año, comparado con el año anterior. Contrario de lo que ha pasado en las tiendas de clubes de precio, que han aumentado su presupuesto en medios en 16%, según el estudio de Nielsen.

“Pese a que los supermercados redujeron el gasto total en inversión publicitaria, como canal de distribución sí están aumentando en lo que son los shoppers (boletines de especiales). Ahora mismo hay 36 lanzamientos más de shoppers comparado con el año pasado de supermercados y cuatro más de los clubes de precio”, detalló.

La experta recordó que sumado a todas estas tendencias no se puede pasar por alto el importante incremento que han experimentado las ventas de productos por internet. Al tiempo que hizo referencia al reto que tienen frente así los comercios locales de sumarse a esas tendencias para lograr que esas ventas tengan un impacto local. “La proyección en Estados Unidos es que para el 2021 el 13.4% de todas las ventas que se hagan, sean online”, indicó Irizarry.

Aunque en Puerto Rico aún no hay una proyección al respecto, sí dijo, citando una estadística de Scarborough, que el 46% de la consumidores en la Isla hicieron una compra online en los últimos 12 meses.


💬Ver 0 comentarios