La Administración Federal de Manejo de Emergencia (FEMA) rentó el crucero para acomodar a su personal ante la poca disponibilidad de cuartos de hotel que hay en el país luego del azote del huracán María. (horizontal-x3)
La Administración Federal de Manejo de Emergencia (FEMA) rentó el crucero para acomodar a su personal ante la poca disponibilidad de cuartos de hotel que hay en el país luego del azote del huracán María. (Andy Newman/Carnival Cruise Lines)

La línea de cruceros Carnival Cruises confirmó hoy la cancelación de las 16 salidas que tenía en itinerario desde San Juan como puerto base (homeport), a partir de este próximo domingo, para su barco Fascination.

El cambio de planes se debió a que la Administración Federal de Manejo de Emergencia (FEMA) rentó el crucero para acomodar a su personal ante la poca disponibilidad de cuartos de hotel que hay en el país luego del azote del huracán María.

La información fue confirmada por la propietaria de la agencia de viajes Cruceros To Go, Daphne Barbeito, y representante de ventas de Carnival Cruises en puerto Rico, y quien aseguró dijo que está noticia será un "golpe mortal" para la industria turística.

 "Ellos se suponía regresaran a su itinerario normal este 15 de octubre. Ahora están diciendo que reanudarán la ruta el 28 de enero. Esto representa un jaque mate para el turismo. Aquí se afectan los transportistas, excursionistas, las líneas aéreas y todas las empresas de abastecimiento que le daban servicios a ese crucero", señaló.

Barbeito le reclamó al gobierno que tome acción y que no permita que lo poco que queda de actividad turística en el país se tire por la borda.

La portavoz explicó que el estimado de inversión que produce cada salida de un crucero homeport como el Fascination con cabida para 2,100 pasajeros es de por lo menos $500,000. Cantidad que asciende a $8 millones contando que eran 16 las salidas programadas.

"Agradecemos la labor que está haciendo FEMA pero también reconocemos que esta no puede ser en detrimento a la industria turística", dijo.

Actualmente, los 77 hoteles que están operando están llenos a capacidad con personal federal y oficiales de la milicia que han llegado a la isla para atender la situación de emergencia que vive el país. Sin espacio para albergar a personas fuera de estos grupos que quieran venir a visitarnos. De igual modo, han acaparado gran parte de la flota de vehículos de alquiler que hay disponible.

Mas sin embargo, dijo que hay toda otra parte de la industria que depende de la actividad de viajes de placer o leisure, que quedará desplazada ante la falta de demanda para sus servicios, entre ellos las agencias de viaje, los excursionistas y transportistas turísticos.

Por otra parte, señaló que si bien es cierto que es una buena noticia el regreso a San Juan del Adventure of the Sea de Royal Caribbean, como homeport, la  realidad es que esos turistas no tienen opciones.

"La realidad es que muchos de esos pasajeros de cruceros se quedan en la capital. Hay que energizar a Viejo San Juan, el Condado y todas las zonas turísticas. Levantar la actividad económica de la capital es importante porque de otro modo nadie va a querer venir aquí", demandó.

Barbeito mencionó que en islas como Santa Cruz, la que también se vio afectada por los huracanes que azotaron el Caribe, ya se habla de un regreso a la normalidad en cuando a su oferta como destino de cruceros. Otra es St. Maarten, que aunque resultó gravemente afectada por los huracanes ya aparece en los itinerarios de los cruceros a partir de noviembre.


💬Ver 0 comentarios