(horizontal-x3)
(Juan Luis Martínez)

Los primeros cinco puentes temporeros que requirió la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) para corregir las estructuras que resultaron destrozadas en medio del paso del huracán María llegarán a la isla en las próximas dos semanas.

Dos de ellos llegarán a mediados de la semana que viene, mientras que otros tres llegarán la semana posterior, detalló el director de construcción de la ACT, Eduardo Ruiz.

“Los primeros dos que vamos a instalar es uno en el municipio de Canóvanas, en la PR-957, y el otro que vamos a instalar es en el municipio de San Germán, en la PR-358”, expresó Ruiz.

Los próximos tres puentes se ubicarán en los municipios de Villalba, San Sebastián y en otra vía en Canóvanas, añadió.

Estos puentes metálicos son provisionales, lo que permitiría que se restablezca el tránsito mientras se trabaja una solución permanente. Ruiz no detalló cuáles son los criterios que se tomaron en cuenta para determinar que estos puentes socavados serían los primeros en reemplazarse con las estructuras usadas principalmente por militares. A corto plazo, dijo, se instalarán 12 de estos puentes temporeros.

“El puente se instala con relativa rapidez, porque viene prefabricado. Pero, para instalarlo, es necesario hacer un tipo de construcción: le hace falta un amarre en hormigón, un sistema de protección, después se hacen las entrada y salidas con asfalto. Probablemente, tendrás puentes funcionando en, aproximadamente, cerca de 40 a 60 días”, explicó el funcionario.

De los 18 puentes socavados que ha identificado la ACT, dos están en la misma carretera, la PR-177 en Bayamón. Estos ya comenzaron repararse, así como un puente en la PR-52, en jurisdicción de Juana Díaz, y otro, en la PR-172, en Cidra, precisó Ruiz.

Aunque se han reportado más de 500 incidentes en las carreteras del país -que van desde hoyos, socavones, hasta deslizamientos- la prioridad de la corporación pública es corregir primero las 27 carreteras que han colapsado y están intransitables en estos momentos, señaló Ruiz. Además, se han encargado de colocar rotulación y reflectores para advertir a los transeúntes sobre los peligros en las carreteras.

Las reparaciones de las vías de tránsito afectadas por el ciclón ascenderán a unos $250 millones, estimó el funcionario, aunque alertó que es probable que la cifra aumente, particularmente por los daños que pueden causar las lluvias que se continúan reportando.

Al momento, la Autoridad Federal de Autopistas (FHWA, por sus siglas en inglés) asignó $40 millones para la reparación de carreteras. La ACT ya trabaja en la solicitud para usar $30 millones adicionales, detalló Ruiz.

El Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) pudiese recibir fondos adicionales para arreglos de las vías de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), pero eso no se ha concretado, sostuvo Ruiz.

“Si esuna carretera que colapsó, hay que reconstruir la carretera de la misma manera al sistema que tenía. Si colapsó una tubería de 48 pulgadas, se tiene que restablecer con una tubería nueva de 48 pulgadas. Eso, a menos que el equipo de diseño que tengo diga otra cosa”, expresó Ruiz al detallar los retos que enfrentarán.

“La prioridad número uno son las carreteras que colapsaron. Una vez atendamos las que colapsaron, vamos a trabajar con las carreteras que tienen un desprendimiento sobre parte de la carretera, las que tienen un solo carril disponible”, expresó.

Para encargarse de los trabajos de reparación, la corporación pública contrató a 30 empresas privadas, las cuales ya están en la calle. Estas son brigadas distintas a las 60 que se contrataron antes del paso del huracán y que se han encargado de despejar caminos.


💬Ver 0 comentarios