Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El teniente general tres estrellas Jeffrey Buchanan. (Agencia EFE)

Las Piedras - Los rostros reflejaban un sentido de alivio.

La falta de un servicio potable apto para consumo, sumado a las dificultades para adquirir agua embotellada y, a su vez, comida en los supermercados de la zona, los residentes de Las Piedras estuvieron a la deriva. Sin embargo, un contingente del ejército de Estados Unidos liderado por el teniente general Jeffrey Buchanan aterrizó en el parque de pelota Francisco Negrón del mencionado municipio para saciar algunas de las necesidades.

Un helicóptero repleto con cajas de agua y raciones militares fueron repartidos entre las personas que llegaron al lugar casi por accidente.

“Me percaté porque escuché los helicópteros de lejos”, compartió Nilda Medina.

“No nos habían avisado, pero estamos bien agradecidos por la ayuda. Vine por agua ya que no hay un ningún lugar y me llevó un poco de comida.”

Cada ciudadano abandonó el lugar con una caja con tres galones del preciado líquido en sus brazos. Algunos, de hecho, fueron asistidos por los soldados que participaron de la misión. Los alimentos consisten en 12 raciones militares que no requieren refrigeración y se preparan con un poco de agua.

“No es arroz con habichuelas, pero por lo menos es algo. Hay que aceptar la realidad en la que nos encontramos. Ir a los supermercados es difícil y como quiera casi no hay artículos para comprar. Uno se puede bandear y hacer las filas, pero para aquellas personas que no tienen carro, están cuidando de otra persona mayor o tal vez a los nietos, se las hace imposible”, relató Medina. 

Fue la segunda visita de los militares al pequeño pueblo que también fue devastado por el huracán María el pasado 20 de septiembre. De hecho, el propio Buchanan se despejó de la fatiga para desmontar las cajas.

“Me gusta salir para estar en las comunidades. Es la mejor manera para tener contacto con sus necesidades. Es mejor que estar sentado en un salón discutiendo estrategias y mirando mapas”, compartió.

Los servicios básicos de electricidad y agua potable todavía no han sido restablecidos. Aunque los pedidos para unos generadores que pondrían a funcionar unos sistemas de bombeo han sido tramitadas, las mismas no han sido recibidas para ser instaladas. Miguel López Rivera, alcalde Las Piedras, recalcó ayer que le urge que el agua potable comience a regresar a las residencias lo antes posible.

“Diría que estamos en cero. No tenemos ni el 10 por ciento del servicio y eso sería las partes bajas. Ni hablar de las altas. Tenemos la petición (de los generadores) ante la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, pero no han llegado”, dijo López.

Hasta la fecha, en Las Piedras se han establecido unos seis oasis, pero no serán suficientes para cumplir con la demanda que irá creciendo a medida que se alarga el periodo sin el servicio.

Nace otro problema

López, por otro lado, indicó que fue necesario cerrar el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) debido a que el generador que suplía energía el edificio dejó de funcionar.

“El generador simplemente colapsó, pero era cuestión de tiempo. Es un generador que tiene más de 25 años y por el uso constante por la falta de energía eléctrica no pudo más”, relató.

Los pacientes fueron trasladados al hospital HIMA en Caguas.

“Ese CDT fue tal vez el único en Puerto Rico que estuvo funcionando durante y desde el paso del huracán, pero simplemente colapsó”, agregó.

Funcionarios de la Agenda Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) completaron una inspección ocular del generador y adelantaron ayer que confían que el dilema será resuelto.

“Un equipo del Cuerpo de Ingenieros determinó que lo prudente es sustituirlo en lugar de tratar de repararlo. Esperamos que en uno de dos días se pueda tener otro funcionando”, recalcó Pat Hernández, de FEMA.


💬Ver 0 comentarios