Irene Garzón Fernández

DE PRIMERA MANO

Por Irene Garzón Fernández
💬 0

Fuera la burocracia y la politiquería

La burocracia y la politiquería son los peores obstáculos que enfrenta la recuperación de Puerto Rico tras la devastación causada por el huracán María.

Veintidós días después del paso del huracán categoría 5, más del 90% de la ciudadanía seguía sin servicio eléctrico y las denuncias de ineficiencia burocrática afloraban con fuerza sin que la respuesta oficial fuera capaz de acallarlas con datos confiables.

Otro tanto ocurría con el agua, que se ha recuperado a un ritmo más aceptable aunque insuficiente, debido principalmente a la falta de electricidad para energizar los equipos.

Las telecomunicaciones también dependen en gran medida de la energización y, a pesar de los expertos traídos de afuera por las mismas empresas, la recuperación continuaba a un ritmo lentísimo.

Pero no se trata únicamente de la burocracia rampante de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), incapaz siquiera de proveer los toldos azules que deben reemplazar temporalmente los techos que María arrancó de miles de casas alrededor de la isla.

Tampoco se limita el problema a la evidente insuficiencia de las acciones del gobierno, ni a su crítica falta de liquidez para paliar la emergencia y proveer alivio a la sed y al hambre que invade a miles de ciudadanos, principalmente fuera del área metropolitana de San Juan, aunque en sectores de la capital también se siente.

Aparte de la burocracia, ahora ha comenzado a revivir el feo rostro de la politiquería que el paso de María parecía haber aplacado en los primeros días después de huracán.

Los problemas no pueden verse bajo el prisma de pueblos rojos o azules, sino de la necesidad general de los ciudadanos, vivan donde vivan. En días recientes se han acrecentado las críticas partidistas que no contribuyen en nada a solucionar la situación.

El lento, y muchas veces inexistente, recogido de escombros afecta a los 78 municipios. En algunos, la diligencia de los alcaldes se ha sentido más y en otros, sobre todo los de mayor población, la efectividad no ha podido llegar a todos los sectores.

Pero resulta preocupante ver al gobernador Ricardo Rosselló Nevares intervenir personalmente para sacar gente de un sector de Santurce durante una inundación provocada por escombros no recogidos, y pasar por alto la misma situación ocurrida en Levittown. El mensaje político es obvio: responsabilizar a la alcaldesa popular Carmen Yulín Cruz en el caso de Santurce y tapar un poco a su colega penepé Betito Márquez en Toa Baja.

Versiones encontradas sobre la recuperación del servicio eléctrico han puesto de relieve que el afán de privatización de parte del gobierno dejó a la Autoridad de Energía Eléctrica sin inventario de materiales esenciales para restablecer la energía.

A tres semanas del paso del ciclón, las autoridades informaron que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ordenó la compra de 50,000 postes y 6,500 millas de cable, a un costo de $115 millones, para reparar los daños. ¿Cuánto tiempo tomará la entrega de los postes y los cables, que obviamente tienen que venir por vía marítima?

Nos hacemos eco de las expresiones del senador Tim Kaine -compañero de papeleta de Hillary Clinton en 2016- en el sentido de que en Estados Unidos sería inaceptable la noción de que, al cabo de un mes, solo se podría restablecer el 25% de la energía eléctrica.

Por su parte, el general jubilado Russell Honore, quien supervisó la respuesta al huracán Katrina en Luisiana en 2005, ha dicho que contó con 20,000 tropas y que en el caso de María en Puerto Rico habría solicitado 50,000.

Rosselló Nevares había dicho antes, durante y después del paso de María, que había suficientes abastos de alimentos, pero la realidad es que las góndolas de los supermercados seguían vacías al cabo de tres semanas, no solo de productos perecederos, sino también de enlatados y otras provisiones.

Otras columnas de Irene Garzón Fernández

jueves, 19 de octubre de 2017

La vida política de Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares debe sopesar sin más demora el costo político de mantener al frente de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a Ricardo Ramos, a la luz de su cuestionado desempeño tras el paso devastador del huracán María.

viernes, 6 de octubre de 2017

Trump vino, ¿ahora qué?

La periodista Irene Garzón reflexiona sobre lo que sigue a la visita presidencial a la isla

viernes, 29 de septiembre de 2017

A reexaminarlo todo

La crisis que dejó el huracán abre un tiempo para el país mirarse, dice la periodista Irene Garzón

viernes, 15 de septiembre de 2017

Hora de rendir cuentas por el estado de la AEE

La periodista Irene Garzón Fernández señala la encomiable labor de los trabajadores de la AEE que, con una maltrecha infraestructura víctima de la política, buscan superar la crisis

💬Ver 0 comentarios