Héctor Ríos Maury

Tribuna Invitada

Por Héctor Ríos Maury
💬 0

La fuerza invencible de la comunidad universitaria

Aristóteles propone que la filosofía nace del asombro de ser y existir. Del asombro por la imaginación, la fuerza, la belleza, la inteligencia. Hay lugares como Uqbar, Tlon y Orbis Tertius, que asombran y deslumbran por ser muy misteriosos. Tanto que solamente al maestro Jorge Luis Borges, su colega, amigo y contertulio Bioy Casares y algunos heresiarcas y filósofos saben con certeza en que parte del globo de la tierra y del agua están localizados. Otros parajes son formales más conocidos. Están en mapas, catálogos y registros, Por su mágica, fuerte y agradable identidad también deslumbran en muy poco tiempo a quienes con sensibilidad les visitan. El imprescindible Recinto Universitario de Humacao de la Universidad de Puerto Rico (UPRH) es de estos últimos.

Como el descubrimiento de las estrellas y del mar, el descubrimiento de la invencible fuerza de una comunidad universitaria para enfrentar los horribles estragos del potente huracán que acaba de azotarnos marca a uno para siempre. Es ese el caso del Recinto Universitario de Humacao. Nuestro hermoso campus fue despiadadamente golpeado, pero desde el primer instante luego del catastrófico desastre, con nuestro magnifico equipo de empleados de Recursos Físicos al frente trabajamos para rehabilitarlo y lo rehabilitaremos. Lo haremos, en primera instancia con el poder, compromiso patriótico y verdadero sentido universitario de nuestra gente, nuestros búhos y búhas: estudiantes, profesores, ex alumnos, familiares y empleados no docentes, porque si algo enseña la experiencia de María es que las personas y entidades que entienden el significado de la responsabilidad propia son más sabias y exitosas. También lo lograremos procurando el útil, necesario y justo apoyo gubernamental: estatal y federal (civil y militar) que ya estamos recibiendo y agrademos sinceramente. Además, como es natural estamos yendo con decidida rapidez a los mercados. Reiniciaremos clases el próximo 30 de octubre.

Para superar sus obsolescencias estructurales (jurídico políticas y socioeconómicas). Intelectuales, psicológicas y trascender a los daños materiales y emocionales causados por este terrible huracán, Puerto Rico debe asumir la enseñanza de un sabio proverbio oriental: “Si solamente haces lo que has hecho siempre, no llegarás más lejos de adonde siempre has llegado”. Para eso necesita de una UPR robusta, competitiva y guiada por la ciencia y la construcción del conocimiento.

En los días posteriores a la embravecida embestida ciclónica de la inclemente María, en UPRH teníamos calendarizados varios anuncios que muy pronto reputaremos. Uno de ellos es sobre un renovado proyecto vanguardista de calidad global, orientado al empoderamiento ciudadano y al desarrollo comunitario y democrático que con inmensa pasión, amplitud y alcance coordinaran conjuntamente la UPRH y la entidad Agenda Ciudadana, dirigida por la distinguida claustral del Recinto de Humacao, la Dra. María de Lourdes Lara, e insertado dentro de los programas de Responsabilidad Social de El Nuevo Día y el Grupo Ferré Rangel. Será de gran impacto. Otro anuncio girará en torno a un innovador proyecto de Microempresas Estudiantiles que tendrá como socios y auspiciadores al Consejo General de Estudiantes, la Dirección de UPRH y la Comisión de Educación y Reforma Universitaria del Senado que dirige el honorable Abel Nazario. También será impactante y fortalecerá las actuales estrategias que encaminan a la UPR hacia mayores y esenciales niveles de autosuficiencia.

La innovación universitaria y el conocimiento son dos de las principales claves del éxito de las sociedades abiertas y pluralistas. La UPRH, cual contemporánea Biblioteca Universal de Alejandría (tan eterna), ahora con revitalizado y apasionado entusiasmo será un inquebrantable y transideológico vector en esa dirección.

💬Ver 0 comentarios