José Aponte Hernández

Tribuna Invitada

Por José Aponte Hernández
💬 0

Puerto Rico merece trato igual del Congreso

La pasada semana nuestra isla vivió una semana histórica. Por primera vez en apenas unas 72 horas nos visitaron el presidente y vicepresidente de nuestra nación, Estados Unidos, para evaluar los daños ocasionados por el poderoso huracán María. Durante las visitas, ambos líderes se comprometieron a ayudar a Puerto Rico en su recuperación.

Agradecemos los gestos y palabras de ambos, pero necesitamos ver las acciones. Necesitamos ayuda del gobierno federal para lidiar con esta crisis, pero esa asistencia debe igualarse con la que se les brinda a otras jurisdicciones y en relación a los daños ocasionados por el ciclón.

Para levantarnos, el gobierno federal debe tratarnos igual que a cualquier otro estado. Eso significa, no sólo aprobar el paquete de asignaciones presupuestaria de emergencia que se discute ahora en el Congreso, sino también dar una ayuda robusta con la paridad de fondos en muchos programas de asistencia social como Medicaid y Asistencia Nutricional.

María dejó a miles de puertorriqueños sin empleo y, muy probablemente, sin plan médico. Esto aumentará el número de vidas que se acogen al plan de salud gubernamental Mi Salud. Estimamos que para principios de 2018, la cantidad de personas bajo este plan superará los 1.75 millones, un alza de alrededor de 150 mil en menos de cinco meses. Para mitigar esto es imprescindible que el Congreso apruebe legislación que nos coloque al mismo nivel que todo estado. Necesitamos elevar el tope de reembolso por gastos de salud pública, del actual 55% a un mínimo de 83%. Y esto tiene que hacerse ya.

También es importante aumentar las asignaciones de vivienda pública. Según varios estimados, María dejó un saldo de 250,000 residencias parcial o totalmente destruidas y sobre 11 mil refugiados. Esta es una enorme cantidad de ciudadanos americanos con necesidad de techo y es responsabilidad del gobierno federal asegúrales un lugar digno para vivir. Nuevamente, esto se puede alcanzar con trato igual. Como estado recibiríamos cerca de $1,600 millones para vivienda pública al año, un alza de 100% sobre lo que ahora tenemos.

Podemos escribir toda esta página enumerando los diversos programas en los que necesitamos la paridad para enfrentar esta crisis sin precedentes. Pero el “bottom line” es que el Congreso y la Casa Blanca tienen que brindarnos el mismo nivel de ayuda que ofrecen a los estados. Lo merecemos porque somos ciudadanos americanos; porque el gobierno federal nos ha mantenido en un limbo político por más de un siglo; y porque es lo justo. Puerto Rico se merece trato igual y no solo durante el tiempo que dure esta emergencia. La igualdad tiene que ser total.

Otras columnas de José Aponte Hernández

viernes, 11 de agosto de 2017

PNP: 50 años de lucha por la estadidad

El representante José Aponte Hernández señala que su colectividad es el instrumento para lograr la admisión de Puerto Rico como estado de la unión estadounidense

💬Ver 0 comentarios