Pedro Pierluisi

Tribuna invitada

Por Pedro Pierluisi
💬 0

Reciclaje y empuje económico

E l problema de los desperdicios sólidos en Puerto Rico tiene que verse como una oportunidad de desarrollo socio-económico. Cada día nuestro pueblo es más consciente de la necesidad de proteger nuestros recursos naturales y de manejar los desperdicios con mayor responsabilidad. Debemos aprovechar esta coyuntura para que nuestras comunidades se envuelvan en las soluciones reales a este reto.

En nuestra Isla ya hay varios ejemplos de éxito en programas de reciclaje y recogido de basura. El Municipio de Guaynabo es un ejemplo en este campo, habiendo establecido un programa de reciclaje por todo su pueblo y un sistema de recogido de basura confiable y eficiente. Es importante replicar esos logros a través de la Isla y crear consorcios municipales para compartir recursos que logren economías de escala.

Asimismo, existen varios proyectos comunitarios de limpieza y reciclaje, que han sido premiados por la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA), organizados por residentes y organizaciones sin fines de lucro en busca de educar al pueblo, mejorar su entorno y proteger nuestro ambiente. Esa autogestión, que debe ser ejemplo para otras comunidades, es también una solución viable con implicaciones positivas sociales y ambientales.

Las soluciones deben estar dirigidas a la recuperación de material mixto casa a casa (Single Stream Curb Side Pickup, en inglés). Las razones para movernos a esa política pública son las siguientes: lograr medidas costo-efectivas para el acarreo a los municipios en una ruta que recoge todos los materiales; mantener la integridad y calidad de los materiales recuperados; fiscalizar y monitorear la participación ciudadana; promover un método sencillo que maximice esa participación; proveer educación sobre el reciclaje y la disposición de desperdicios sólidos a cada residente para que se propague a lugares de entretenimiento y comercios; y lograr ahorros para los municipios de todo lo que puedan desviar hacia reciclaje.

Además, maximizaremos los programas de asistencia económica de ADS que se utilizan para entregar zafacones y camiones de reciclaje y recuperación de material mixto casa a casa, logrando impactar a todos los municipios en la Isla que establezcan ordenanzas municipales para imponer multas a aquellos que no participen del servicio de recogido del reciclaje.

También, seremos agresivos en identificar todos los programas de fondos federales de la EPA, la Administración de Desarrollo Económico (EDA) federal, la Administración de Pequeños Negocios (SBA) y el Departamento de Educación para ampliar programas educativos a nivel Isla, así como fomentar proyectos comunitarios y sin fines de lucro que trabajen el campo del reciclaje, la limpieza y la disposición correcta de desperdicios sólidos.

Estas iniciativas lograrán un crecimiento anual progresivo en la tasa de reciclaje mediante el aumento en participación ciudadana, reducirán los depósitos clandestinos de basura y aliviarán la contaminación de nuestros recursos naturales.

Otras columnas de Pedro Pierluisi

domingo, 31 de diciembre de 2017

Reciclaje y empuje económico

El aspirante a candidato a gobernador por el Partido Nuevo Progresista, Pedro Pierluisi, indica que el problema de los desperdicios sólidos en Puerto Rico tiene que verse como una oportunidad de desar...

💬Ver 0 comentarios