💬 0

Un paso atinado en ruta hacia la solución integral

La asignación de $4,900 millones para aliviar la iliquidez del gobierno de Puerto Rico, incluida en la resolución de emergencia para mitigar desastres recientes que el Congreso se dispone a aprobar hoy, por solicitud del presidente Donald Trump, representa una importante respuesta inicial a la emergencia que golpea a nuestra isla.

Esa medida, sin embargo, apenas atiende un aspecto puntual e inmediato de la emergencia: asegurarle al gobierno el flujo de efectivo para pagar su nómina al menos hasta diciembre.

 Puerto Rico necesitará mucho más para levantarse de la crisis en la que el huracán María lo ha sumergido. Y aún más para establecer las bases que aseguren su desarrollo sostenido durante las próximas décadas. Harán falta otras iniciativas federales que, además de otorgar fondos, provean acceso a fuentes de financiamiento favorables y atraigan capital extranjero.

Es imprescindible que el gobierno local, el sector privado y la diáspora redoblen la presión para  que Puerto Rico mantenga la atención y el compromiso que el Congreso y la Administración Trump han empeñado en torno a  la reconstrucción.

En el nuevo panorama post huracán María, que deja prácticamente inoperante el Plan Fiscal, la Junta de Supervisión Fiscal tiene la oportunidad -un deber  ante el empeoramiento de la crisis- de afinar su misión para convertirse en gestor de la reconstrucción de Puerto Rico. El desastre natural ha dejado en Washington terreno fértil para atemperar la Ley PROMESA a la realidad presente.

A la deuda de $72,000 millones que pesa sobre los hombros del país, se añaden ahora pérdidas que, aún sin datos claros sobre el monto final, economistas estiman que fluctuará entre los $20,000 millones y los $100,000 millones. Se suma también el desangre de la base contributiva que representa la emigración acelerada por el colapso del país tras el huracán.

La resolución del Congreso que irá a votación hoy contiene fondos de emergencia que superan los $36,000 millones para las diversas jurisdicciones estadounidenses afectadas por desastres. La Casa Blanca ha indicado que los $4,900 millones en préstamos de FEMA están propuestos para atender principalmente la crisis de Puerto Rico. Se han añadido otros $1,270 millones en asistencia alimentaria para la Isla.

 La líder de la minoría demócrata en la Cámara baja federal, Nancy Pelosi, ha enfatizado que “estos fondos de emergencia para las comunidades devastadas de Puerto Rico no deben ser desviados para los pagos a los tenedores de bonos”.

Bajo el plan del Ejecutivo, el 97% de los $4,900 millones -o cerca de $4,750 millones-, pudieran estar disponibles para los gobiernos municipales y central.

Estos fondos podrían ayudar a levantar la infraestructura eléctrica, que debe la alta prioridad de los esfuerzos de recuperación. El colapso total de la red de distribución energética por el paso del huracán ha confirmado que ese sistemaes el eje motor del quehacer cotidiano doméstico, empresarial y público. Levantarlo dará a la gente un asomo de esperanza en la recuperación, lo que puede ayudar a frenar el éxodo.

Una vez que el Congreso la apruebe mañana, la resolución, que ya incluía $16,000 millones para pagar la deuda del seguro federal contra inundaciones, pasará a la consideración del Senado la semana próxima.

Para entonces se habrá adelantado un paso en el largo camino para lograr que el gobierno federal asista de forma comprensiva en las diversas necesidades de infraestructura, vivienda, salud, ambiente y educación, entre otros retos inmensos que Puerto Rico enfrenta para su desarrollo sostenible.

Antes de que el huracán María dejara al país desolado, era impostergable poner las finanzas en orden y encaminar la transformación de su infraestructura para reactivar la economía. Ahora se impone reconstruir a Puerto Rico desde sus cimientos. Esa tarea no aguanta parches. Por el contrario, exige que Puerto Rico alcance niveles de unidad sin precedentes en pos de solucionar de forma permanente los problemas fiscales, infraestructurales y sociales agravados por el ciclón.

💬Ver 0 comentarios