Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La compañía aseguró que están trabajando en una “postura más agresiva” para que se cumplan las normas. (AP)

La semana pasada, cientos de usuarios se sumaron a un boicot contra Twitter, luego de que la red social decidiera suspender temporalmente la cuenta de la actriz Rose McGowan.

Ante esto, el CEO de la firma, Jack Dorsey, aseguró que están trabajando en una “postura más agresiva” para que se cumplan las normas.

De acuerdo a la red social, la cuenta de McGowan fue inhabilitada luego de la publicación de un número de teléfono privado, en el marco de una campaña contra el productor de Hollywood, Harvey Weinstein, quien está siendo acusado de acosos y abusos durante décadas.

Por esto, el propio Jack Dorsey, publicó en la plataforma que “durante los últimos dos años hemos estado trabajando en contraatacar [las voces silenciadas] en Twitter”.

Si bien el CEO reconoce que han aumentado el equipo encargado de este problema, “aún no estamos entregando el esfuerzo suficiente”, agregando que se tomará una “postura más agresiva” en la forma de cumplir las normas.

Estas nuevas reglas medirán “símbolos de odio, grupos violentos y tuits que glorifiquen la violencia”, entre otros tópicos, algo que Dorsey promete, profundizarán durante la semana.

Ante la inhabilitación de la cuenta de McGowan, diversos usuarios criticaron la medida, comparándola con la decisión de Twitter de mantener abierta la cuenta del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a pesar de las diversas denuncias que ha recibido por parte de terceros.


💬Ver 0 comentarios